La educación financiera y las tasas de interés

Recientemente estuve viendo un interesante reportaje de un reconocido programa de investigación periodística donde se describía de forma muy cruda las vicisitudes y sinsabores que han experimentado muchos de los ahorrantes de la malograda empresa Inversia, cuyos propietarios habría estafado a decenas de exempleados de la Cervecería Nacional Dominicana, muchos de ellos personas mayores con delicadas situaciones de salud.



Por este delito fue condenado a 20 años de prisión su principal ejecutivo, el señor Teodoro Hidalgo, que como en todas estas funestas actividades ofrecía tasas por depósitos muy por encima del promedio del mercado financiero.

Muy recientemente también se destapó otro nuevo escándalo en San Francisco de Macorís, donde supuestamente una reconocida empresa chocolatera habría estafado a decenas de depositantes. ¿El denominador común? Otra vez tasas muy atractivas, por encima del promedio del mercado financiero.

Una buena idea para evitar ser víctima de estafas financieras como las ya mencionadas, así como los casos Telexfree y MoneyFree y demás esquemas piramidales, es educarse y conocer la estructura de tasas del mercado financiero local.

Recuerde que una estafa piramidal o esquema “Ponzi” consiste en pagar a los viejos “inversionistas” con el dinero de los nuevos “inversionistas”, los cuales son engañados con promesas de grandes rentabilidades. Por tanto, la pirámide se viene abajo cuando dejan de entrar nuevos inversionistas, y los que están debajo desaparecen con todo el botín.

Una de las razones de éxito de las estafas financieras es que las víctimas se dejan llevar por la ilusión monetaria y promesas de altos rendimientos. Hemos visto esquemas que ofrecían hasta un 250% de rentabilidad, algo inaudito y muy poco probable. Por eso es vital que los ciudadanos se eduquen financieramente y conozcan, entre otras cosas, cuáles son las diferentes tasas ofrecidas dentro del ámbito de lo legal en el sistema financiero local.

Se puede iniciar con el instrumento más sencillo y popular, que son las cuentas de ahorro que pagan tasas muy bajas que no pasan en el mejor de los casos del 2%. Luego están los certificados financieros que ofrecen las entidades de intermediación financiera y las cooperativas de ahorros y créditos que actualmente pagan, tal vez, hasta un 4% en promedio anual.

Recuerde que hoy en día las tasas de interés para captaciones están en bajos niveles históricos debido a la gruesa asistencia de liquidez que han recibido las entidades de intermediación financiera para contrarrestar los efectos de la pandemia en la economía.

En el mercado de valores, se pueden encontrar bonos públicos (Banco Central y Ministerio de Hacienda) que ofrecen tasas (depende del plazo) de entre un 5% hasta un 7% (a mayor plazo mayor será el rendimiento requerido). El plazo mínimo de los bonos es un año, aunque se puede acceder a productos estructurados como los acuerdos de recompra (repos) para plazos menores.

Después están los bonos corporativos, muy atractivos, pero con mayor nivel de riesgo. Estos pueden oscilar entre un 7% y hasta 12% (depende del plazo). Consorcio Minero Dominicano S.A., Cemento Panam y ConCredom, por ejemplo, han presentado prospectos de programas de emisión de bonos corporativos con una tasa del 12% anual.

También se pueden obtener buenos rendimientos a través de instrumentos de renta variable como los fondos de inversión. Las administradoras de fondos de inversión (SAFI) ofrecen varias alternativas entre fondos abiertos (más líquidos) y fondos cerrados. Fondos muy líquidos pueden ofrecer entre un 5%, 6% y hasta 6.5%, pero también existen fondos inmobiliarios y empresariales que en el largo plazo pueden ofrecer hasta un 14%.

Por tanto, cualquier oferta por encima de estas tasas entra en el terreno de lo especulativo y por encima de un 20% está dentro de lo sospechoso. Por tanto, ofertas de inversión con rendimientos por encima del 25% son bastante improbables y lo más posible es que se trate de algún tipo de negocio oscuro o una estafa fundamentada en un esquema piramidal.

Aprenda a conocer cómo funciona el mercado financiero nacional, sobre todo en lo concerniente a tasas de interés. Esto le dará las bases para poder discernir entre una oferta de inversión real y una estafa.

por Manuel Fernández

eldinero.com.do

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *